:: NOTICIAS EN BUENOS AIRES CIUDAD KRYPTON DIGITAL:
 
:: Actualidad
07/04/2019

EL CONSUMO DE CARNE EN SU NIVEL HISTÓRICO MÁS BAJO

Si al entrar a los supermercados nos sentimos en soledad por la poca gente que concurre a comprar los productos de las góndolas, que podríamos decir del panorama desolador que hoy presentan las carnicerías de la ciudad, que mes a mes ven como se reduce el consumo y la afluencia de clientes.

Lo cierto es que según las estadísticas que brinda el sector empresarial del rubro de la carne, las ventas desde principios de año se han reducido aproximadamente un 35% respecto a diciembre/2018 y esto se debe al alza de los precios y la merma del poder adquisitivo de la población.

La crisis del sector no se circunscribe a las ventas cárnicas sino que también abarca a la carne porcina y la avícola, incrementándose únicamente la venta de los cortes más económicos como el osobuco, la carne picada, el hígado, las alitas de pollo, etc. lo que demuestra la progresiva pauperización de los sectores populares.

Los propietarios de carnicerías se hallan en estado de alerta porque a las pocas ventas actuales que ponen en peligro la continuidad de los negocios, hay que sumarle los altos costos de los alquileres y de los servicios públicos.

07-04-2019 Redacción BA – Ciudad Krypton Digital.

LICENCIAS DE CONDUCIR: HABILITAN TRÁMITES “URGENTES”

La Dirección General de la Secretaría de Transportes del GCBA, habilitó la posibilidad de solicitar turnos “urgentes” merced a un pago diferencial para tramitar la renovación de las licencias de conducir en el día.

El costo para los trámites urgentes es de $ 3.380 a diferencia de la licencia tradicional que cuesta $ 975, el nuevo servicio podrá abonarse únicamente con tarjeta de crédito o débito a través de las redes de cajeros automáticos instalados en las sedes comunales.

La opción está disponible en la sedes de la Comuna 2 (Vicente López 2050), Comuna 12 (Holmberg 2548), Comuna 13 (Av. Cabildo 3067), Comuna 14 (Beruti 3325), Comuna 15 (Av. Córdoba 5690), La Nueva (Beiró 4662), Chacabuco (Emilio Mitre 981) y la sede central sita en Av. Roca 5252.

Para poder gestionar los trámites urgentes, el interesado deberá tener asentado en su DNI su domicilio en la CABA, no tener infracciones pendientes de pago, contar con el certificado de antecedentes de Tránsito (CENAT), tener la charla de seguridad online realizada, estudios médicos (preexistentes ya declarados en el trámite anterior o nuevos en caso de estar bajo algún tratamiento), Certificado de Antecedentes Penales abonado (en caso de ser categoría D), denuncia policial (en caso de robo o pérdida de la licencia) y certificado de legalidad (en caso de cambio de jurisdicción cuya licencia no posea formato nacional).

En cada una de las sedes en las que se podrá tramitar la licencia en el día se deberá habilitar  una ventanilla específica para esta opción, una vez que se verifique que toda la documentación se encuentra en regla, se procederá a realizar el pago respectivo e iniciar el proceso para renovar la licencia de conductor.

06-04-2019 Redacción BA – Ciudad Krypton Digital.

AUDIENCIA PÚBLICA E INICIATIVA POPULAR EN LA CABA

En relación a estos dos institutos que se encuentran incorporados en la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y que lamentablemente poco se conoce o instrumenta para que sea una herramienta efectiva, vamos a ver que nos dice la legislación vigente:

Audiencia Pública Ley N° 6: La Audiencia Pública constituye una instancia de participación en el proceso de toma de decisión administrativa o legislativa, en el cual la autoridad responsable de la misma habilita un espacio institucional para que todos aquellos que puedan verse afectados o tengan un interés particular expresen su opinión, respecto de ella.

Es una herramienta participativa que ofrece a la ciudadanía la posibilidad de conocer un proyecto, las ventajas y desventajas que conlleva su realización y evidencia la complejidad de factores que deben tenerse en cuenta ante la ejecución de una política pública. Su objetivo es que la autoridad responsable de tomar la decisión acceda a las distintas opiniones sobre el tema, en forma simultánea y en pie de igualdad a través del contacto directo con los interesados. Las opiniones de la ciudadanía en la Audiencia Pública son de carácter consultivo y no vinculante.

Las Audiencias Públicas temáticas se realizan luego de la aprobación inicial de una Ley, la cual requiere doble lectura. Quien convoca a Audiencia Pública es el Presidente/a de la Legislatura, mediante un decreto. Así mismo, preside la Audiencia o designa un reemplazante en orden de competencia.

Participan de la Audiencia Pública:

Las personas físicas y jurídicas con domicilio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Inscripción de participantes:

Las personas físicas: podrán iniciar la inscripción en forma on-line o personalmente en la Dirección General de la Legislatura Porteña. Para la finalización de dicho trámite, es de estricto cumplimiento presentar D.N.I, L.C ó L.E el día de la Audiencia Pública.

Las Personas Jurídicas: Deberán inscribirse en la Dirección General, por medio de sus representantes legales o un apoderado, acreditados por la presentación de los libros correspondientes, copia certificada de la designación o mandato. Se admite un solo orador en su representación.

2.- Expositores:

Defensor/a del pueblo. Funcionarios/as del poder ejecutivo de la Ciudad. Miembros del la Junta Comunal. Diputados/as de la Ciudad. Testigos y Expertos.

Inscripción de Expositores:

Mediante nota a la DG. Gestión y Participación Ciudadana, solicitando su exposición.

Audiencia Pública Para Designaciones y Acuerdos se realiza al sólo efecto de considerar la idoneidad y las impugnaciones, en el caso que las hubiere de las personas propuestas para ocupar él o los cargos.

La convocatoria se realiza por Resolución de la Junta de Ética, Acuerdos y Organismos de Control de la Legislatura.

Participan de la Audiencia Pública:

Diputados/as de la Ciudad, los/as candidatos/as propuestos, toda persona cuya impugnación no haya sido desestimada y el Defensor del Pueblo.

Impugnaciones: Toda impugnación a una candidatura o candidaturas, debe ser fundada y presentada en forma escrita en la DG. Gestión y Participación Ciudadana, quien habilitará un registro a tal efecto. A su vez, estará a disposición de la ciudadanía los antecedentes curriculares de cada candidato/a. La Junta de Ética, Acuerdos y Organismos de Control analiza dichas impugnaciones, debiendo desestimarlas cuando aparecieren verosímilmente carentes de crédito o no cumplieren con los requisitos establecidos.

Luego la D.G de Gestión y Participación Ciudadana informara a cada ciudadano que realizó la impugnación, su participación en la Audiencia Pública.

 

La otra herramienta constitucional es la Iniciativa Popular legislada por la Ley N°40:

 

Conforme la Ley N°40 de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se otorga al electorado de la Cuidad, el derecho de Iniciativa para la presentación de Proyectos de Ley.

Dichos Proyectos de Ley deben contar con la firma del uno y medio por ciento (1.5%) del último padrón electoral. La Legislatura debe sancionar o rechazar la Iniciativa Popular en el término de doce (12) meses.

Si el Proyecto de Ley reuniera la firma de más del quince por ciento (15%) del último padrón electoral del distrito, y habiendo transcurrido el plazo de doce (12) meses sin que la Legislatura haya tratado el proyecto, el Jefe de Gobierno debe convocar a Referéndum vinculante y obligatorio.

Requisitos para la promoción y recolección de firmas:

La promoción y recolección de firmas son iniciadas por uno/a o más electores de la Ciudad, que se constituyen en Promotores/as y designan un representante que debe constituir domicilio en el distrito ante el organismo de implementación. 

Las firmas deben recolectarse en planillas según modelo del Anexo I de la Ley N°40, no podrán tener una antigüedad mayor de doce (12) meses de antelación a la fecha de presentación ante el organismo de implementación.

Legitimidad:

Si del informe del Tribunal con competencia electoral en la Ciudad Autónoma de Bs. As. surgen irregularidades que superen el diez por ciento (10%) de las firmas verificadas, la Iniciativa Popular quedará desestimada.

El organismo de implementación debe asistir a la Ciudadanía a los fines de la correcta presentación de los Proyectos de Ley por Iniciativa Popular, recibir tales Proyectos de Ley, constatar, en consulta con la Comisión de Asuntos Constitucionales que el Proyecto no verse sobre materias vedadas constitucionalmente o que no sean de competencia propia de la Legislatura, verificar que se cumpla con lo establecido por la Ley N°40, el texto de la Iniciativa articulado en forma de Ley con los fundamentos, la nomina del/la Promotor/a o los Promotores/as.

No serán objeto de Iniciativa Popular los Proyectos referidos a la reforma de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Bs. As., tratados internacionales, tributos y el presupuesto.

Conclusiones:

En nuestro criterio la “audiencia pública” es un instrumento válido para que la voz de la ciudadanía se haga escuchar, sin embargo, esta herramienta es ineficaz y solamente cumple un rol informativo pues lamentablemente las consultas no tienen carácter vinculante, es por ello, que en muchísimas ocasiones ante la disconformidad casi generalizada de la comunidad ante lo especificado por una ley, todo cae en saco roto sin que exista un mecanismo que obligue al menos a los legisladores a tomar parte de las observaciones que realizan los participantes de las audiencias.

Con referencia a la “Iniciativa Popular” es un instrumento que requiere un porcentaje alto de firmas para el tratamiento de proyectos por parte de la Legislatura, la ley reglamenta el procedimiento que se debe observar para que sea convertido en una iniciativa popular, no existiendo prácticamente antecedentes en la materia desde la sanción de la Constitución porteña.

04-04-2019 Redacción BA – Ciudad Krypton Digital.

MI AMIGO “TOTO” ESTÉVEZ

Conmemorando un nuevo 2 de abril, quisiera expresar que recordar a mi amigo “Toto” es recordar a todos los compatriotas que dieron su vida por la patria, es recordar a los cientos de mutilados que volvieron al continente escondidos por las Fuerzas Armadas; es recordar a los valerosos aviadores fallecidos en combate cuya actuación es hoy estudiada en las academias militares del mundo, es recordar a los que después de volver del sur fueron ya diferentes, aunque no hayan participado en enfrentamientos con el enemigo, es recordar a los que no pudieron soportar tanto peso encima de sus conciencias y se suicidaron y también es recordar a las madres de los soldados que al igual que las madres de Plaza de Mayo, siguen estando orgullosas de los hijos que parieron.

En el devenir de nuestra historia como nación ya libre, siempre existieron episodios y/o personajes que dividieron las aguas del pensamiento: Moreno-Rivadavia, Dorrego-Lavalle, Federales-Unitarios, Hipólito Yrigoyen-Francisco de Alvear, El eje versus “La democracia”, Braden o Perón, Perón- La revolución libertadora, kirchneristas y los anti K y llevado esto a terrenos más amistosos y populares, en el fútbol tenemos el Boca-River, Menottistas-Bilardistas, GAF-Bartolomé Mitre (Posadas), etc. casi siempre partes irreconciliables… (la hoy denominada GRIETA SOCIAL).

No puede excluirse de esta lista de eventos el golpe militar del 24/03/1976, que también dividió aguas, aunque afortunadamente gracias a la elogiable política en materia de DDHH del kirchnerismo (sin muchos pergaminos previos en la materia), se pudo rescatar esta triste fecha y ser declarada feriado nacional con actos conmemorativos que contribuyen ano tras año, a que el pueblo no olvide tan nefasto suceso, pese a la “tibia” convicción que en la materia tiene la actual administración macrista.

Lamentablemente aunque queden  pocos elementos residuales para nada representativos de ese sentir castrense anti-pueblo que añora el retorno de las botas, podríamos decir que el neoliberalismo en el gobierno, está aplicando recetas económicas en la línea de las tristemente famosas medidas de la Revolución Libertadora que nos asoció al FMI, aquellas de Álvaro Alsogaray, José Martínez de Hoz luego, las desarrolladas durante la gestión menemista y las que con De la Rúa en el gobierno nos llevarán a los trágicos sucesos de diciembre/2001, sin embargo, a fuer de ser sinceros todo lo anterior empalidece frente a la realidad económico-social del presente.

Todas las experiencias precitadas tienen como elemento común la existencia de una abominable transferencia de recursos de los sectores más humildes a los más pudientes promovidas desde el estado nacional que opera en favor de los intereses concentrados desatendiendo las necesidades básicas de las mayorías, como ser: el empleo, la educación y la salud pública, los pilares de una democracia relativamente justa requiere la intervención del estado para que no reine sin contrapeso alguno el Dios mercado.

Como se podrá apreciar, en este análisis he salteado un evento muy caro para el sentimiento de los argentinos, me refiero al 2 de abril de 1982, fecha en que se recuperan simbólicamente las islas Malvinas, acto que es tan polémico como los antagonismos antes mencionados, donde todas las campanas deben ser escuchadas.

Yendo ya de lleno al grano, recuerdo que durante la contienda bélica nuestra familia se pasaba las 24 hs. del día escuchando la “onda corta” (hoy utilizaríamos internet), para conocer la verdadera situación por la que se estaba atravesando en el Sur.

Hasta hoy jamás he podido entender como en nuestra ex Capital Federal, todo seguía igual: boliches abiertos, cines abiertos, confiterías abiertas, teatros abiertos, fútbol los domingos, carreras en los hipódromos, clases en las escuelas, nada cambió, mientras que 1913 km más abajo se combatía, aquí en Buenos Aires la mayoría de los habitantes estaba en otra, como si los acontecimientos correspondieran a conflictos de terceras naciones.

Nunca sabremos con exactitud los móviles que llevaron a la junta militar a tomar la decisión de desembarcar en Malvinas. Una hipótesis que puede considerarse aceptable pero insuficiente, es que la acción armada se lleva a cabo en función del descontento social reinante en la clase trabajadora organizada que 72 hs. antes se había movilizado hacia la casa de gobierno protestando por la realidad social imperante y la falta de democracia en nuestro país, jornada que fue brutalmente reprimida por las fuerzas del orden.

Ya todos sabemos el desenlace final que tienen todas las guerras, que no es otro que muertes, mutilaciones y tormentos para la sociedad, pero mucho más para los soldados. De esta llaga humana quiero tan solo rescatar dos aspectos que estimo pueden evaluarse como positivos: 1) Que nos dimos cuenta en carne propia como opera el imperialismo colonialista asociado con la “Casa Blanca” 2) El valor de los nóveles combatientes que enfrentaron a uno de los ejércitos más poderosos de la tierra, haciéndolo en inferioridad de recursos bélicos (cuantitativa y cualitativamente hablando) y 3) sin la formación militar más elemental para el grueso de las tropas.

Con referencia a los militares de carrera, la excepción la constituyeron los muy profesionales, intrépidos y valientes aviadores, plantel que tuvo muchas pérdidas humanas en el cumplimiento de misiones casi suicidas que merecen nuestra admiración y respeto, así como también hay que recordar a algunos oficiales del ejército argentino que hicieron honor al mandato sanmartiniano, como fue el caso del Teniente 1º “TOTO ESTÉVEZ”.

¿Pero quién fue el tal Toto?.

“Toto al igual que mi persona fue oriundo de Misiones, la provincia de la tierra colorada. Ambos, fuimos compañeros en los primeros años de la escuela primaria. Los dos vivíamos en la calle San Lorenzo en la ciudad de Posadas. Largas horas pasaba yo en su casa junto a su querida familia constituida por sus padres y 5 hermanas mayores.

Por aquellos tiempos, nadie iba a las salitas de 2, 3, 4 y 5 años, ni al jardín de infantes; tampoco al pre-escolar. Eran nuestros padres los que nos enseñaban a leer y escribir mucho antes del inicio de la escuela primaria y no como ahora que recién se lee y escribe más o menos bien en el 3ero. o 4to. grado. Tampoco teníamos internet ni la inseguridad de hoy día, por eso, nuestras amistades eran cara a cara, sincera como la de los niños en todas las épocas, no había espacio para otra cuestión que no fuera gozar de nuestra etapa infantil.

Nuestro desafío cotidiano era poder jugar, no importaba con que cosa o juguete, tampoco nos desesperábamos por tener y exhibir a los restantes niños que teníamos lo último de lo último. Por ese entonces, era habitual heredar los juguetes que habían sido utilizados antes por nuestros hermanos mayores y/o padres, conservar éstos elementos era nuestra herencia más preciada.

Jugar a la bolita, al hoyo, al cinco, a la mancha, a las escondidas, tener el álbum de figuritas de los equipos de Buenos Aires (cuyas formaciones conocíamos de memoria), jugar picados de fútbol con pelotas Nº3 con tiento (luego las de goma y después las de plástico) o tal vez al trompo o simplemente pasar días enteros construyendo con la ayuda de nuestros padres las multicolores “pandorgas” más conocidas como barriletes.

Construíamos diques de arena y arcilla en las cunetas de las calles y ya un poco más grandecitos -con ayuda de varios padres construíamos un “karting” utilizado por todos los amiguitos, que no era otra cosa que un carro de madera con engranajes de rulemanes que oficiaban de ruedas, jugábamos a Tarzán sin conocer la tele, leíamos las revistas de los súper héroes como “Batman y Supermán, editadas por la editorial Novaro de México y todas ellas las compartíamos sin egoísmo para que todos pudiésemos disfrutar de su lectura.

En estos recordados años jamás existió entre nosotros algún motivo que nos dividiera, pues nos sentíamos todos iguales, no conocíamos la envidia, actuábamos naturalmente sin preconceptos o desconfianza alguna, me arriesgo a afirmar que en mayor o menor medida todos los chicos éramos “FELICES EN NUESTRAS VIDAS EN GENERAL Y TAMBIÉN A LA HORA DE LOS JUEGOS”, no había divorcio alguno entre nuestra vida hogareña y la que compartíamos con los amiguitos.

Por ese entonces, ya el querido “Toto” se diferenciaba del resto de los chicos por tener dos aficiones bien marcadas, a saber: 1) participar en el grupo parroquial de la Catedral de Posadas sita a 3 cuadras de nuestros hogares y 2) jugar largas horas con los soldaditos (tenía cientos).

Su mayor disfrute era armar “teatros de operaciones” llenos de obstáculos para las fuerzas enemigas, entonces era común encontrar trincheras inaccesibles, selvas impenetrables, peligrosas ciénagas, fortalezas reforzadas, caminos quebradizos, etc., es decir, todo un despliegue de obstáculos necesarios para impedir el progreso del “enemigo” hacia nuestra posición. Recuerdo que sorteábamos la composición de los ejércitos, luego la formación de sus regimientos y finalmente las armas principales y auxiliares, como por ejemplo los fusiles, ametralladoras, morteros, bazokas, artillería pesada, etc. Después cada “comandante” distribuía sus tropas conforme su parecer para iniciar la supuesta guerra.

Por cierto, con la luz que me dispensaba mi joven cerebro intentaba yo hacer frente a las fuerzas de Toto, sin embargo, no había táctica ni estrategia que lo venciera, él ganaba los enfrentamientos a razón de 5 x 1, siempre se traía alguna novedad bajo la manga. A veces ante tantas derrotas sufridas pensaba yo que lo ayudaba su padre, pero no era así, mi contrincante siempre se destacaba en lo que más le gustaba. Esas derrotas y triunfos a ambos nos ponía felices, pero lo que más nos importaba era jugar hidalgamente sin trampas y sanamente.

No existían a esa edad temas ideológicos que nos separasen como creo que pasó con el correr de los años, en esos momentos de comunión ya irrepetibles, lo único que nos interesaba era divertirnos y ser solidarios entre ambos.

Pero como todo lo bueno nunca es eterno, la llegada al mundo de mi hermano Carlos Raúl nos hizo mudar a Buenos Aires. ¡Cómo cambió el mundo para mí de un día para otro!. En los primeros tiempos los pibes de mi nuevo barrio, se reían porque yo salía a la vereda en “patas”, allá en Misiones solo usábamos los “sport” para pasear, todo lo demás lo hacíamos descalzos y esas burlas de los chicos, para nada maliciosas, a diario me transportaban hasta la ciudad de Posadas, sólo pensaba en Pedrito, Ajó y siempre en amigo Toto. Así fueron pasando los años y los caminos de la vida nos separaron, pero los recuerdos aunque decayeron un poco jamás dieron lugar al olvido.

Pero como los salmones, los provincianos siempre tendemos a volver a nuestro terruño natal y es por eso que allá por los años 90, tuve la imperiosa necesidad de reencontrarme con mis afectos de la niñez, por lo tanto, regresé buscar a mis ex maestras de la Escuela Nº3 Domingo Faustino Sarmiento y los amigos de la infancia y afortunadamente me reencontré con algunos.

Volví a caminar por las mismas calles que me vieron crecer y que transitara en los años 60, pero la casa de Toto ya no era de la familia Estévez, allí se encontraba y todavía está instalado el consulado paraguayo, ni tampoco los hermanos Ávalos vivían en la casa lindera.

Además de mis maestras pude encontrar a Marcelo Barreiro, a quien siempre recordaba porque a su persona, algunos años antes que a mí, el destino le había obsequiado un hermanito “diferente” que por aquél entonces prácticamente vivía oculto, pero al que tuve la dicha de conocer, un niñito muy parecido a mi hermano Carlos Raúl, cuya discapacidad fuera la razón por la cual mi padre resolvió que nos mudáramos a Buenos Aires.

En ese viaje y ya por la tardecita luego de pasear por las remozadas Plazas 9 de Julio y San Martín, me fui a hacer unos trámites antes de dirigirme a la vieja terminal de ómnibus de Posadas, la misma que de pequeño parecía estar ubicada a kilómetros de mi casa, pero que ahora parecía estar ahí nomas, mientras caminaba iba soñando despierto pero bastante cansado, de tal manera, que decidí sentarme en el banco de una placita, grande fue mi sorpresa cuando al girar la cabeza leí: “PLAZA TTE. 1º ROBERTO N. ESTEVEZ”.

Me alegré en principio al reconocer su nombre pero inmediatamente me asaltó el pensamiento de que ya no se encontraría entre nosotros, es por ello, que en pocos segundos me asaltaron miles de interrogantes pero una de ellas literalmente me bloqueó, pues en mis adentros pensé que Toto había caído en las Islas Malvinas.

Aún en medio del schock de recuerdos, atiné a preguntarle a unos parroquianos del lugar porqué aquella plaza llevaba el nombre de “Toto”,  enterándome en ese momento que mi amigo como otros tantos misioneros había muerto combatiendo en las Malvinas como un héroe.

¡No esperaba menos de Toto!, entonces más emocionado aún recordé nuestra infancia común y se me anudó la garganta (como cuando escribo estas líneas) para luego llorar desconsoladamente como cuando éramos niños.

Vuelto a Buenos Aires, busqué y busqué información de la familia Estévez hasta dar con el teléfono de una de sus cinco hermanas. Fue a través de ella que me enteré de buena parte de su vida y como aconteció su heroica muerte en el atlántico sur.

Por su formación militar dogmática; los momentos de la república que se vivían en los 70 y su catolicismo ultramontano marista, creo que de haber continuado nuestra relación personal posiblemente hubiéramos discutido en términos políticos, pero en el interior de nuestra alma creo que ambos seguiríamos dispensándonos el cariño fraternal de siempre, eso es lo que después de casi medio siglo me importa.

Pero en relación a la fecha que hoy nos ocupa, creo que si hubiéramos estado juntos en Malvinas, también yo le hubiera puesto el pecho a las balas defendiendo nuestra soberanía ante el invasor inglés, pero fue su sangre misionera y argentina la que regó el suelo malvinense y no la mía, yo estaba preocupado por los sucesos, pero lejos del infierno, mientras él como consecuencia de un desigual ataque británico, herido ordenó la retirada de sus soldados quedándose solo con todo el arsenal disponible para afrontar su última batalla, la batalla que lo ha inmortalizado.

Yo que conocí su esencia, esa que nunca se cambia, estoy seguro que mientras la vida lo abandonaba, su alma estaba orgullosa y feliz. Él nació para vivir y morir como un soldado y así lo hizo, no como el General Mario Benjamín Menéndez Gobernador de facto de las Islas, quien ante la superioridad inglesa, no tuvo problema alguno en rendirse a las tropas imperiales sin disparar un solo tiro.

Qué distinto hubiera sido el recuerdo de este hombre si con honor hubiera entregado su vida en el campo de batalla, pero no fue así, el general estaba aburguesado, acostumbrado por ese entonces a realizar operativos descomunales para asesinar a supuestos subversivos, tarea mucho más fácil, realizada en nombre de Dios y la patria, actuando siempre como forajidos organizados en grupos de tareas que tomaban por asalto los domicilios de las víctimas, llevándose a sus moradores, sus bienes y sus vidas.

Por todo lo narrado y por mucho más, recuerdo con cariño a mi amigo “Toto”, quien  quizás avizorando su irremediable destino, dejó una carta post mortem para su padre, la que a continuación transcribo:

CARTA A SU PADRE DEL TENIENTE 1º ROBERTO “TOTO” ESTEVEZ HÉROE DE MALVINAS

Querido Papá:

Cuando recibas esta carta yo, ya estaré rindiendo mis acciones a Dios Nuestro Señor. Él, que sabe lo que hace, así lo ha dispuesto: que muera en el cumplimiento de la misión. Pero fíjate vos ¡qué misión!. ¿No es cierto?.

¿Te acordás cuando era chico y hacía planes, diseñaba vehículos y armas, todo destinado a recuperar las Islas Malvinas y restaurar en ellas nuestra Soberanía? Dios, que es un Padre Generoso, ha querido que éste, tu hijo, totalmente carente de méritos, viva esta experiencia única deje su vida en ofrenda a Nuestra Patria. Lo único que a todos quiero pedirles es:

1º) Que restauren una sincera unidad en la familia bajo la Cruz de Cristo;
2º) Que me recuerden con alegría y no que mi evocación sea la apertura a la tristeza.
3º) Muy importante: Que recen por mí.

Papá, hay cosas que, en un día cualquiera, no se dicen entre hombres pero que hoy debo decírtelas:

Gracias por tenerte como modelo de bien nacido, gracias por creer en el honor; gracias por tener tu apellido, gracias por ser católico, argentino e hijo de sangre española, gracias por ser soldado, gracias a Dios por ser como soy y que es el fruto de ese hogar donde vos sos el pilar. Hasta el reencuentro, sí Dios lo permite.

Un fuerte abrazo. “Dios y Patria o Muerte!".

Roberto.

02-04-2019 Luis Alberto Mello
Coordinador BA – Ciudad Krypton Digital.

Ultimas noticias en Buenos Aires - Ciudad Krypton Digital:
Actualización: 07/04/2019

Publicaciones de 2019
Enero - Febrero - Marzo - Abril - Mayo - Junio - Julio - Agosto - Septiembre - Octubre - Noviembre - Diciembre
Publicaciones de 2018
Enero - Febrero - Marzo - Abril - Mayo - Junio - Julio - Agosto - Septiembre - Octubre - Noviembre - Diciembre
Publicaciones de 2017
Enero - Febrero - Marzo - Abril - Mayo - Junio - Julio - Agosto - Septiembre - Octubre - Noviembre - Diciembre
 
Publicaciones de 2016
Enero - Febrero - Marzo - Abril - Mayo - Junio - Julio - Agosto - Septiembre - Octubre - Noviembre - Diciembre
Publicaciones de 2015
Publicaciones de 2014
Publicaciones de 2013
Publicaciones de 2012
Publicaciones de 2011
Publicaciones de 2010
Publicaciones de 2009
 

EDITOR RESPONSABLE:
Luis Alberto Mello.
Nro de inscripción en el Registro Nacional
de la Propiedad Intelectual:
RL - 2017 - 18009328 - APN - DNDA  MJ
ESTADOS UNIDOS 1819 PB "3" (C1227ABA), Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Teléfonos: 011-6380-6821 / celular 15-3226-8012
Mail: luisalberto.mello@gmail.com

 

Seguinos en Facebook

 

© CIUDAD KRYPTON DIGITAL 2008. Todos los derechos reservados.